Entre escándalos, ‘guerra sucia’ y presiones a Boric: Chile en la recta final del plebiscito para la Constitución.

0
271

El presidente de Chile, Gabriel Boric, en el palacio presidencial de La Moneda en Santiago de Chile, el martes 2 de agosto de 2019.  inaceptables-boric-repudia-polemico-actos-plebiscito- el mandatario los qyuieren incluir en las Constituyente

DIARIOPAISRD-NOTICIA INTERNACIONAL EN CHILE-(RT) Más de 15 millones de chilenos están convocados a acudir el próximo domingo a las urnas para decidir si aprueban o rechazan la nueva Constitución que podría sustituir a la actual Carta Magna, que es herencia del fallecido dictador Augusto Pinochet.

De acuerdo con las encuestas, el ‘Rechazo’ tiene una mayoritaria intención de voto que oscila entre el 46 % y el 55 %, en tanto que la del ‘Apruebo’ va del 33 % al 38 %, por lo que el margen de indecisos será fundamental para consolidar o modificar las tendencias.

La discusión pública ha sido intensa. Tanto, que la propuesta constitucional fue publicada en diversas editoriales, se convirtió en un ‘best seller’ y encabezó las listas de libros de no ficción más vendidos en el país. También se vendieron ediciones digitales, en versión audiolibros o podcast, más la opción gratuita que se puede consultar en la página de la Convención y las millones de guías resumidas, impresas y distribuidas por el Gobierno en las calles.

Durante los últimos meses abundaron las cartas, tertulias y pronunciamientos de personalidades, organizaciones y partidos políticos que definieron sus posturas. Todos los sectores hablaron del plebiscito y de la Constitución. 

Entre ellos destacaron los expresidentes que se sumaron al debate que concentró la atención de la sociedad chilena. Michelle Bachelet se pronunció a favor; Eduardo Frei, en contra; y Ricardo Lagos manifestó sus reparos pero sin revelar el sentido de su voto. Solo Sebastián Piñera mantuvo el silencio, aunque la derecha en pleno elegirá el ‘Rechazo’.

A sabiendas de la resistencia que genera la nueva Constitución, los promotores del ‘Apruebo’ subrayaron la importancia de que gane esta opción para que después se modifiquen los aspectos que generan controversia. De lo contrario, advirtieron, seguirá vigente la Constitución pinochetista y la derecha volverá a negarse a cualquier transformación legal.

Quienes impulsan el ‘Rechazo’, por su parte, prometieron que, si ganaban, apoyarían una nueva asamblea constitucional que redacte un documento totalmente nuevo, a pesar de que se negaron a ello durante más de cuatro décadas.

Tensión

Las campañas se vieron ensombrecidas por una serie de polémicas, entre ellas el repudio del cantante portorriqueño Chayanne a que se usara su imagen en la campaña del ‘Apruebo’.

Algunos de los casos más graves y que reflejaron la tensión del proceso se registraron el pasado fin de semana.

Por ejemplo, un colectivo artístico usó la bandera chilena en un acto con semidesnudos y de connotaciones sexuales durante un evento público en favor del ‘Apruebo’ en el que había menores de edad. Fue tal el escándalo y el repudio generalizado, que incluso el Gobierno encabezado por el presidente Gabriel Boric presentó una denuncia ante la Fiscalía.

Las controversias no terminaron ahí, ya que, en otra jornada, simpatizantes del ‘Rechazo’ atropellaron a militantes del ‘Apruebo’ en el centro de Santiago, lo que derivó en condenas a los agresores y llamados a la prudencia y responsabilidad por parte de todos los sectores.

El plebiscito representa un reto para Boric, quien apenas lleva cinco meses como presidente, ya que de la nueva Constitución depende parte de su programa de Gobierno, además de que fue uno de sus principales promotores antes de llegar al poder.

Por eso la oposición lo presionó de manera permanente y lo acusó de interferir en el proceso y hacer campaña por el ‘Apruebo’, a pesar de que el presidente insistió en que las autoridades solo informarían sobre el plebiscito, que las dos opciones eran igual de válidas e incluso reconoció que podía ganar el ‘Rechazo’.

Pero si algo marcó la previa a la consulta, fue la intensa estrategia de desinformación que llevaron a cabo los promotores del ‘Rechazo’ y que, fundamentalmente, se basó en mentir sobre el contenido de la nueva Constitución para asustar a la población.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here