Reflexiones de Luis Taveras: «Bob Marley, el gran ídolo de Jamaica»

Por Luis Taveras

Bob Marley fue el rey del reggae (música originaria de Jamaica que tiene como principal característica la repetición constante del ritmo; es una mezcla de ritmos folclóricos caribeños con el rock) y fue todo una celebridad y se constituyó en un mito de su época (aún conserva rasgos de ese mito); además se consagró como defensor de los derechos humanos, la igualdad social y de género; fue un difusor del rastarafi (movimiento que no aceptaba los valores establecidos); era un aficionado al fútbol. Su figura era muy proverbial por la forma de expresar su modo de vida. Murió de cáncer con tan sólo 36 años, un día como hoy 11 de mayo.

Su música estremecía una audiencia que causaba furor; es más: hoy en día es la figura emblemática de Jamaica por excelencia. Ya cuando su diagnóstico era catastrófico (el cáncer en las personas jóvenes es más agresivo), en su agonía nunca quiso que su situación de salud se convirtiera en espectáculo; ya agonizando y a sabiendas de su triste final, llamó a dos de sus hijos mayores (de 11 que tuvo) y les solicitó con guitarras en sus manos que le cantaran la canción «El dinero no compra la vida». Estas fueron sus últimas palabras. Su funeral fue multitudinario. A pesar del tiempo transcurrido y de aquellas patéticas y premonitorias palabras, hoy se confirma con más vigor ante un mundo tan desgarradoramente más angustioso y desolador esta profética sentencia y admonitoria en el testamento de vida de BOB MARLEY.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *