Reflexiones de Luis Taveras

Por Luis Taveras

El cambio tiene diversos significados; aún más en política y en el poder, donde adquiere dimensiones complejas, variaciones y mutaciones que le hacen ser una relación bastante compleja y variopinta, pues incursionan en él factores y actores que lo impactan y en un contexto de corrección de fuerzas transforman y se avituallan a nuevas realidades.

Así, en nuestro país y dentro del liderazgo político nacional, se han hecho muy recurrentes los conceptos de renovación e innovación dando la impresión de vigorizar y rejuvenecer su ejercicio con propuestas de reformas en su dilatado ejercicio e influencia de los últimas décadas; han moldeado sus actuaciones en dirección a esa impresion; muchas de esas opciones son continuidades de un viejo estilo en nuevas circunstancias (recuerdo a Balaguer cuando decía que él no ha cambiado sino las circunstancias); se busca posicionamiento a través de agendas esperanzadoras al presentarse como outsider atrapalotodo.

De un tiempo a esta parte se aprecia algunos de esos liderazgos intentar reinventarse, utilizando la magia de los tiempos y tratando, en un esfuerzo sin precedente, navegar en las aguas de nuevas estaciones. Y creo que todo estos indicadores son buenos para fortalecer el sistema democratico; merecen la atención por cuanto y tanto van en la dirección de darle nuevos bríos ciudadanos a un sistema político que en un momento determinado tuvo una legitimidad precaria; y esa perspectiva estructural de todo el reordenamiento del liderazgo nacional a través del concepto CAMBIO, aunque no es motivo de analisis para muchos, constituye un paradigma de calidad para sustentar la transformación a que debe ser sometida la sociedad dominicana.-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *