Mucha gente acudió ayer masivamente a vacunarse contra el covid

DIARIO PAÍS, SANTO DOMINGO.– La percepción que tiene la gente de no ponerse las vacunas este sábado fue todo lo contrario, porque acudieron masivamente el día entero de este a los centros de vacunación, no solamente del Distrito Nacional sino también en las provincias de Santo Domingo y Santiago, la mayoría jóvenes y menores de 18 años, en el primer día en que se permitió la inoculación a ese segmento de la población.

Al parecer, el llamado ferviente que hicieron ayer los líderes religiosos, tanto los evangélicos como los de la Iglesia católica, cayó en la mente de esa generación como anillo al dedo.

Por ejemplo, los pobladores de lugares como Zona Colonial, Ensanche Piantini y El Vergel llegaron desde temprano con bultos de comida, toallas y otros insumos para poder permanecer en dichos centros. Los comunitarios estaban integrados por adolescentes, jóvenes y adultos, pero en su gran mayoría eran jóvenes los que predominaban en las extensas filas que rodeaban los puestos de vacunación.

La señora Beny Pereyra llegó a las 5.30 a.m. de este al puesto de vacunación en Plaza Lama de la avenida 27 de Febrero con su hijo José Pereyra, de 14 años. Dijo que todo el proceso comenzó a desarrollarse de manera desorganizada pero que luego llegó la policía y que se normalizó y se organizaron las personas en filas. Manifestó que está confiada en la vacuna porque ella se aplicó las dos dosis y se siente segura.

Por otra parte, Roberto González consideró el proceso como “traumático”. “Esto es un caos”, dijo con un tono incómodo, mientras esperaba con su vástago desde las 6.00 a.m. y la fila, según él, no avanzaba. González, residente en la Zona Colonial, estaba también en el centro de vacunación de Plaza Lama, y se quejó de que en “ese lugar no hay orden y que todos entran en la fila y los policías no dicen nada”.

Mientras, Enriqueta Manzueta, del ensanche Piantini, fue con su hija Jennifer de 13 años, quien tiene una condición especial, describió el proceso de vacunación muy lento, pues ella estaba allí desde las 5:45 a.m. y eran las 10.00 a.m. y aún no llegaba su turno. Consideró que, por la condición de su hija, debieron darle prioridad.

Los centros de vacunación como Plaza Lama de la 27 de Febrero, el que funciona en la Universidad Pedro Henríquez Ureña (Unphu), y el de Ágora Mall estaban llenos. La población joven acudió al llamado de manera masiva y con mucho civismo a inocularse contra el COVID-19 después que las autoridades de Salud dispusieran la vacunación de este segmento a partir de este fin de semana. Los menores desde los 12 años serán vacunados con la vacuna de Pfizer, cuyo primer lote -228,150- llegó al país el viernes.

Lo mismo en Santiago

Los centros de vacunación habilitados para inocular contra el covid a los menores de edad a partir de los 12 años lucían abarrotados la mañana de este sábado, lo que la dirección provincial de Salud de Santiago atribuye a la confianza que la población tiene en la jornada.

Los jardines del Gran Teatro del Cibao, el Parque Central y Plaza Lama de la avenida 27 de febrero, reciben a padres, madres y tutores que acompañaron a sus hijos a recibir la primera dosis de la farmacéutica Pfizer.-

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *