El presidente entrega áreas remodeladas en el hospital Cabral y Báez de Santiago

DIARIO PAÍS, SANTIAGO.- Continuando con el proceso de reestructuración del hospital José María Cabral y Báez, en Santiago, el presidente Luis Abinader inauguró la primera fase de una serie de ampliaciones de nuevas áreas totalmente equipadas.

La remodelación consiste en 29 estaciones de cuidados intensivos con 9 camas para polivalentes, 12 coronarias y 3 para aislamientos de pacientes en condiciones especiales; 50 camas de internamiento y equipos de resonancia magnética. Además, áreas de esterilización, lavandería, cocina, comedor, cafetería, bioingeniería, mantenimiento y una subestación de emergencias.

También, un área destinada a pacientes de odontología, con 19 estaciones; una nueva área administrativa y unidad de cirugía, instaladas en la parte oeste del hospital.

El presidente realizó un breve recorrido por el hospital, y reafirmó la salud como una política pública prioritaria de este Gobierno.

“Este hospital y otros que están en proceso de construcción y terminación, tenía 7 años en construcción. Le vamos a entregar el presupuesto y la inversión de lo que se había hecho antes y lo que nosotros, como Gobierno, hemos hecho aquí en estos meses. Para rendir cuentas transparentes de cómo se ha invertido el dinero del pueblo”, expresó el mandatario.

Puntualizó también, que esta gestión seguirá trabajando para terminar los hospitales que por años han estado en construcción.

Dijo que lo harán en el marco de la ley y de la mano de los organismos de salud correspondientes.

Anunció que se sigue trabajando en una red de traumas y una red oncológica a nivel nacional para que los pacientes con cáncer reciban su tratamiento sin necesidad de desplazarse hasta Santo Domingo o Santiago.

El gobernante instó al personal médico y los ciudadanos a que “cuiden este hospital como si fuera una propiedad de cada uno de ustedes, porque es más importante que eso, es propiedad del pueblo y aquí va a venir el que no puede ir a un centro de salud privado. Que se mantengan estos equipos, porque puede ser la diferencia entre la vida y la muerte de un ciudadano”.

De su lado, el director general del Instituto Nacional de la Vivienda (INVI), Carlos Bonilla, reafirmó el compromiso del Gobierno para terminar estas obras en el menor tiempo posible.

Estuvieron acompañando al presidente, Raquel Peña, vicepresidenta de la República; Eduardo Estrella, presidente del Senado y senador por Santiago; Plutarco Arias, ministro de Salud Pública; Mario Lama, director del Servicio Nacional de Salud y Carlos Bonilla, director general del Instituto Nacional de la Vivienda (INVI).

Además, Rosa Santos, gobernadora de Santiago; Manuel Lora, director regional de Salud; Bernardo Hilario, director del Hospital Cabral y Báez; Leonardo Aguilera, diputado y Ulises Rodríguez, director de ProIndustria; Andrés Cueto, de Edenorte, entre otros.-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *