Cuidado con las variantes sobretodo en Santiago que ya se descubrió una y así podría estar ocurriendo en otras partes del país informe que dio a conocer Salud Publica hoy

DIARIOPAISRD SANTO DOMINGO- La Dirección General de Epidemiologia (DIGEPI)adscrito al Ministerio Sanitario, informó temprano en la  mañana, que por dos días consecutivos República Dominicana no ha registrado aumentos en los casos diarios de COVID-19, lo que es visto con suspicacia por observadores del sector salud.

Eso mismo sectores señalaron hoy que si en Santiago se ha encontrado un reflejo el llamado graman un derivado del COVID 19, entonces debe haber aumento el internamiento personas sobretodo en esa ciudad.

El martes fueron notificados solo 51 contagios, pero el miércoles la cantidad subió a 183 y hoy jueves a 304.

Empero, las defunciones a lo largo de las jornadas han sido ínfimas, de entre cero y cuatro.

El boletín 518 de la Dirección General de Epidemiologia (DIGEPI) del Ministerio de Salud Pública no registró muertes por Covid-19 en las últimas 24 horas, cuando fueron procesadas 5,891 pruebas.

Casos activos

Los casos activos son 5,052 casos activos, mientras 337,956 personas se han recuperado de la enfermedad.

En el Distrito Nacional fueron reportados 47 nuevos contagios, en la provincia Santo Domingo 74 , Santiago 37,  Espaillat 22, La Algracia 13, María Trinidad Sánchez 13, Puerto Plata 13, Valverde 12, Duarte 8 y La Vega 7.

El total de muertos por COVID-19 en República Dominicana es de 3,989, el 25.42% de los cuales era hipertenso y el 15.87% diabético.

Entre los infectados hay 1,409 trabajadores de la salud, 1,227 embarazadas y 38,050 menores de 20 años.

Ocupación hospitalaria

En el país hay disponibilidad de 2,469 camas para pacientes de COVID, de las cuales 411 están ocupadas (17%).

Hay disponibles 575 camas en unidades de cuidados intensivos, de las cuales 123 están ocupadas (21%), mientras que 471 ventiladores disponibles en la red hospitalaria, hay 80 ocupados (17%).

Muchos hospitales cuya capacidad ha quedado rebasada y que se han quedado sin camas disponibles están colocando a pacientes graves de COVID-19 en aviones, helicópteros y ambulancias para enviarlos a cientos de millas de distancia para que sean atendidos en otros estados.

La propagación de la variante delta del coronavirus, combinada con las bajas tasas de vacunación, ha llevado a los hospitales al límite en varias entidades, lo que ha resultado en una búsqueda desesperada de camas disponibles.

El problema es que los hospitales grandes en zonas urbanas ya se estaban quedando sin espacio y sin personal por procedimientos no relacionados con el COVID-19, como biopsias para la detección de cáncer y reemplazos de cadera, al momento en que inició el repunte del verano.

Eso significa que tienen muy pocas camas disponibles para pacientes de pequeños hospitales rurales que no cuentan con pabellones de terapia intensiva o para los centros médicos en lugares con altas tasas de contagio del coronavirus.

Las decisiones de países ricos de aplicar dosis de refuerzo de la vacuna contra el COVID-19 mientras tanta gente en África sigue sin vacuna “amenazan la promesa de un mañana mejor” para el continente, dijo la directora para África de la Organización Mundial de la Salud el jueves. “Al acaparar vacunas, algunos países ricos ridiculizan el concepto de la equidad en la vacunación”.

Matshidiso Moeti y otras autoridades de salud africanas, así como los Centros Africanos de Control y Prevención de Enfermedades, se habían pronunciado contra las dosis de refuerzo cuando apenas el 2% de 1.300 millones de africanos está vacunado contra el COVID-19.

Moeti dijo que la ola más reciente en África se estabiliza y llegan más dosis al continente, pero “África tiene el viento en contra” si Estados Unidos y otros países ricos deciden aplicar dosis de refuerzo.

La situación en África sigue siendo “muy frágil” ya que la muy infecciosa variante delta predomina en la mayoría de los 54 países del continente, añadió. Se han registrado más de 7,3 millones de casos y 186.000 muertes confirmadas en un continente donde los sistemas de salud sufren escasez de oxígeno.

Las autoridades de salud estadounidenses anunciaron el miércoles sus planes de aplicar dosis de refuerzo a toda la población ante la oleada de la variante delta y señales de que las vacunas empiezan a perder eficacia.

Moeti dijo a la prensa que no tenía la certeza de que las dosis de refuerzo en Estados Unidos provienen de provisiones destinadas a los países africanos, pero “esperemos que no”.

Mencionó la “situación ya muy desigual” de existencias de vacunas en el mundo y exhortó a desarrollar las campañas de vacunación en África, muy retrasada con respecto al resto del mundo.

Moeti destacó que mientras los países ricos han aplicado en promedio más de 103 dosis por cada 100 personas, en África son apenas seis.

Por otra parte, Salud Publica, debe seguir obligando a la gente vacunándose, pues la mayoría de la población incluso que no se han vacunado le perdió el miedo al virus no se pasean por las  calles sin ninguna protección, porque ni siquiera la las mascarillas se ponen, entonces tiene que tener muchos ciudadanos con las variante con el COVID19,  sobretodo en varios Estados de la Unión  Norteamericanas debido al variantes del virus asesinos.

Un ejemplo en Estados Unidos

Por poner un ejemplo miren el caso en Estados Unidos, Muchos hospitales cuya capacidad ha quedado rebasada y que se han quedado sin camas disponibles están colocando a pacientes graves de COVID-19 en aviones, helicópteros y ambulancias para enviarlos a cientos de millas de distancia para que sean atendidos en otros estados.

La propagación de la variante delta del coronavirus, combinada con las bajas tasas de vacunación, ha llevado a los hospitales al límite en varias entidades, lo que ha resultado en una búsqueda desesperada de camas disponibles.

El problema es que los hospitales grandes en zonas urbanas ya se estaban quedando sin espacio y sin personal por procedimientos no relacionados con el COVID-19, como biopsias para la detección de cáncer y reemplazos de cadera, al momento en que inició el repunte del verano.

Eso significa que tienen muy pocas camas disponibles para pacientes de pequeños hospitales rurales que no cuentan con pabellones de terapia intensiva o para los centros médicos en lugares con altas tasas de contagio del coronavirus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *